Una vía para las empresas

Este neologismo, formado a partir de la unión de las palabras ‘vía’ y ‘diálogos’, fue nuestra propuesta para designar a la vía de comunicación que Caja Navarra abrió con empresarios y directivos para conocer sus opiniones, deseos, críticas y sugerencias.